VACUNAS COVID-19

DRA | RENÉE TROCONIS

DRA. ROSA M. KHALIL BITTAR

Infectología

Medicina Interna, Infectología, Enfermedades Infecciosas, Virus, Bacterias, Hongos.

 

La vacunación es una forma sencilla, inocua y eficaz de protegernos contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario.

Tras vacunarnos, nuestro sistema inmunitario produce anticuerpos, como ocurre cuando nos exponemos a una enfermedad, con la diferencia de que las vacunas contienen solamente microbios (como virus o bacterias) muertos o debilitados y no causan enfermedades ni complicaciones.

Entre las vacunas de COVID-19 ya aprobadas, existen varios tipos según la tecnología que se utilizan: las vacunas “clásicas” inoculan el virus entero inactivado o bien proteínas virales, mientras que las vacunas más innovadoras introducen una secuencia génica para que sea nuestro propio organismo el que sintetice la proteína viral en cuestión. Esta secuencia se puede introducir directamente a la célula (vacunas a base de ARN mensajero) o bien mediante un vector viral que infecta a la célula pero no se replica.

Entre las vacunas de ARNm están las vacunas aprobadas de Pfizer-BioNTech y Moderna. Entre las vacunas que usan algún tipo de vector viral, están las vacunas de Oxford/ AstraZeneca, la Sputnik del Instituto Gamaleya, o la de Janssen (Johnson & Johnson). Todas ellas han sido testadas en miles de personas para probar su seguridad y eficacia a lo largo de las tres fases de los ensayos clínicos.

¿En quién NO debe administrase la vacuna contra la COVID-19

Actualmente esos grupos los constituyen las personas con antecedentes de alergias graves, la mayoría de las mujeres embarazadas, viajeros internacionales que no forman parte de un grupo prioritario y menores de 16 años.

Antes de inmunizar a la población en general, la prioridad es comenzar a vacunar a los trabajadores sanitarios con alto riesgo de exposición y, a continuación, a las personas mayores.

LAS DOS VACUNAS PRESENTES EN VENEZUELA :

SPUTNIK V O LA VACUNA RUSA : 1.- ¿Cómo funciona la vacuna Sputnik V?

Esta vacuna se basa en vectores virales y se aplica en dos dosis. Esta es una tecnología que tiene más de 20 años y en líneas generales funciona insertando un gen del patógeno, en este caso el coronavirus SARS-CoV-2, dentro de otro virus que funciona como vector. Al recibir la vacuna, el organismo detecta al virus vector y genera una respuesta inmunológica, en contra del vector y del coronavirus que está insertado en él.

La vacuna Sputnik V usa dos vectores, los adenovirus 26 y 5, uno en cada dosis. Estos adenovirus son relativamente comunes y pueden causar infecciones respiratorias. Se usan ambas dosis para asegurar la respuesta inmunológica. Si la persona tuvo antes una infección por uno de los adenovirus, ya tiene anticuerpos en el organismo y no generará una respuesta para el vector con el coronavirus. Con la otra dosis se asegura que haya otro adenovirus funcionando como vector. Es la cuarta vacuna para covid-19 que publica sus resultados interinos de fase III. Estos fueron publicados en The Lancet el 2 de febrero de 2021. Los resultados parciales en 21.977 voluntarios (de los cuales 16.501 recibieron la vacuna y 5.476 el placebo) mostraron:

  • Eficacia promedio de 91,6% cuando se estaba aplicando la segunda dosis. La eficacia fue 91,8% en el grupo de voluntarios mayores a 60 años.
  • 94% de los efectos adversos fueron leves (incluyendo dolor de cabeza, fiebre, dolor en el área de aplicación de la dosis) y síntomas similares a la gripe.
  • No se observaron casos de alergia grave ni shock anafiláctico.

LA VACUNA CHINA O SINOPHAN

Cuando se aplica la vacuna el virus ya está inactivo, muerto. No puede causar la enfermedad covid-19 en el paciente. Dentro del organismo, las células del coronavirus inactivado son absorbidas por las células presentadoras de antígenos, que pertenecen al sistema inmune. Esas células desgarran el coronavirus y sacan a su superficie algunos fragmentos del coronavirus. Estos fragmentos pueden ser detectados por las células T y las células B, que también pertenecen al sistema inmune.    Eventualmente esto provoca una respuesta inmunológica y la formación de anticuerpos que serán capaces de detectar y responder ante una infección con un coronavirus vivo.

En diciembre de 2020, Sinopharm publicó un comunicado de prensa reportando que un análisis preliminar de sus resultados de fase 3 mostraba un 79,34% de efectividad. Este comunicado fue citado por diversos medios, como The New York Times.

Sin embargo, en otro comunicado publicado en el sitio web de Sinopharm en enero de este año, la empresa reitera como válido el resultado de 79,34% de eficacia y señala que el estudio de esta vacuna en Emiratos Árabes Unidos mostró una eficacia de 86%. En febrero, la unidad de Sinopharm ubicada en Wuhan reportó una eficacia de 72,51% en sus análisis preliminares de los estudios de fase 3.

Conclusión: La mejor vacuna, tal cómo dicen los expertos, ës la que esté disponible, cuando nos vayamos a vacunar

¿Por qué hay que mantener las medidas de seguridad después de vacunarse?

La persona que se vacuna se puede infectar. Lo que sucede es que no va a desarrollar las formas severas de la enfermedad. Pero se puede infectar y, al infectarse, puede infectar a otros. Hay que mantener las medidas de seguridad: distancia social, uso de tapabocas y lavado de manos o uso de gel alcoholado. Las medidas deben mantenerse hasta que se alcance el punto en que el 60 o 70% de la población se haya vacunado o se haya infectado. Ambas cosas van en ascenso”

Si Necesita Atención de Urgencia llame a nuestra linea directa de Atención las 24 Horas

Nuestro personal se asegurará de que reciba la mejor atención posible.

Llame Ahora

+58 412 311 9063